Técnica para el mejor uso del hilo dental

Técnica para el mejor uso del hilo dental

El uso correcto del hilo dental elimina la placa y los restos de alimentos de lugares que el cepillo dental no puede alcanzar fácilmente: debajo de la encía y entre los dientes. Como la acumulación de placa puede provocar caries y enfermedades de las encías, se recomienda el uso diario de hilo dental.

Aproveche las ventajas del uso de hilo dental y adopte la siguiente técnica:

  • Tome unos 45 cm de hilo dental, enrolle la mayor parte del mismo alrededor del dedo anular, dejando 3 o 5 cm de hilo para trabajar
  • Sostenga el hilo dental tirante entre los dedos pulgares e índices, y deslícelo suavemente hacia arriba y hacia abajo entre los dientes
  • Curve el hilo dental suavemente alrededor de la base de cada diente, asegurándose de que pase por debajo de la encía. Nunca golpee ni fuerce el hilo, ya que puede cortar o lastimar el delicado tejido gingival
  • Utilice secciones de hilo limpio a medida que avanza de diente en diente
  • Para extraer el hilo, utilice el mismo movimiento hacia atrás y hacia adelante, sacándolo hacia arriba y alejándolo de los dientes
En tu Farmacia te asesoramos y te ofrecemos un amplio surtido de hilo dental para el mejor cuidado de tu boca


7 consejos para el mejor cuidado BUCAL de los NIÑOS

7 consejos para el mejor cuidado BUCAL de los NIÑOS

Es importante inculcarles desde pequeños que tener una boca en condiciones es muy importante para su salud. Si adoptan desde ya hábitos de higiene y cuidado diarios, conseguiremos que los mantengan durante toda la vida.
Recordamos entonces 7 consejos a tener en cuenta, para que los niños tengan unos dientes sanos:

  • 1. Cepillarse los dientes al levantarse, después de comer y antes de ir a la cama
    A veces los niños se saltan el cepillado de la noche porque tienen mucho sueño, pero es el más importante, pues las bacterias que se alojan en la boca actúan especialmente por la noche. Es esencial que se vayan a la cama con los dientes limpios.
  • 2. Evitar alimentos con exceso de azúcares
    Como chuches, helados, caramelos, refrescos azucarados, zumos envasados, etc… Además de estar asociados a la obesidad infantil, el azúcar presente en estos alimentos deteriora el esmalte, erosionándolo y favoreciendo la aparición de caries. Es importante evitar o reducir su consumo a ocasiones especiales y enseñarles a cepillarse siempre los dientes después de consumir estos alimentos. En el caso de comer dulces entre comidas, cepillarse los dientes inmediatamente después para evitar el riesgo de caries
  • 3. Visitar regularmente al odontólogo
    Las revisiones deberían ser cada seis meses para controlar la posición de los dientes, la caída de los dientes de leche y la erupción de los definitivos. También para comprobar si hubiese caries o aplicar selladores para minimizar su aparición. Después del verano es una época ideal para hacerlo.
    4. Ayudarles con el cepillado
  • Muchas veces confiamos en su buen hacer y luego nos llevamos sorpresas desagradables. A partir de los 7 u 8 años los niños son capaces de cepillarse los dientes correctamente, limpiando todas sus caras, mientras tanto habrá que ayudarles para llegar a donde ellos no llegan, especialmente muelas y caras internas de los dientes.
  • 5. Utilizar pasta de dientes y colutorios específicos para niños
    ¿Por qué es importante que no utilicen los productos de los mayores? Porque para los pequeños vienen dosis específicas de flúor adecuadas a su edad, que no perjudican su salud. En tu Farmacia cuentas con un amplio surtido destinado al mejor cuidado e higiene bucal de los más pequeños de la casa
  • 6. Beber agua para evitar la sequedad bucal
    La saliva nos ayuda a limpiar los dientes, y por eso es importante beber agua para aumentar la producción de saliva.
  • 7. Una dieta sana
    Es el aliado ideal de una boca sana. No sólo evitar alimentos azucarados sino consumir alimentos que fortalezcan los dientes, principalmente lácteos, verduras y frutas.


10 consejos para un CEPILLADO DE DIENTES PERFECTO

10 consejos para un CEPILLADO DE DIENTES PERFECTO

1. Usar el enjuague bucal antes del cepillado
Aunque te suene raro porque toda la vida llevas haciéndolo al revés, los expertos nos recomiendan todo lo contrario. "Esto puede disminuir considerablemente la carga de bacteria en la boca y por consiguiente reducir los microorganismos que terminan en las cerdas tras el cepillado".

2. Cepillarse con regularidad y siempre después de cada comida
Esto seguro que lo tienes claro pero, por si acaso: "Es especialmente importante para aquellos con enfermedades periodontales, pues la bacteria oral presente en sus bocas pueden entrar en el flujo sanguíneo durante las actividades diarias, como comer, masticar chicle o cepillarse los dientes".
3. Cepilla con movimientos cortos la línea de las encías
Eso y no olvidarse de las superficies externas, internas y de masticación de los dientes. Por cierto, también recomienda cepillar la lengua. ¿El tiempo adecuado? Dos minutos.
4. No compartas el cepillo ni con tu pareja
"Esto significa que se comparten las bacterias incluyendo aquellas que causan caries y enfermedades periodontales".
5. Cambiar el cepillo tras haber estado enferma
¿A que esto no lo sabías? El experto recomienda cambiarlo cuando ya te hayas recuperado.
6. Guarda tu cepillo en un lugar seco
Un ambiente húmedo, como la ducha, es más propenso para el crecimiento de microorganismos. Guarda el tuyo en un lugar seco, en posición vertical y al descubierto, para que se vaya secando.
7. Limpieza del cepillo
Para evitar que a la boca lleguen microorganismos de otras partes, se recomienda enjuagar bien el cepillo con agua después de usarlo, así como empaparlo con enjuague bucal antibacterias. Ten en cuenta que muchas veces quedan atrapados en las cerdas del cepillo restos de comida y pasta de dientes, que pueden aumentar el número de bacterias.
8. Antes de usar el cepillo por primera vez
"Pueden existir estos microorganismos antes de comprarlos o de retirar el cepillo del empaque", por lo que se debe limpiar de manera correcta antes de estrenar el cepillo.
9. ¿Cuándo hay que cambiar el cepillo?
Generalmente cuando las cerdas están abiertas. Eso sí, los cepillos suelen durar entre tres y cuatro meses, no más.
10. Mantener los cepillos separados
"A la hora de almacenarlos, hay que mantenerlos separados para prevenir la contaminación cruzada"
Recuerda que en tu Farmacia cuentas con un amplio surtido de productos y marcas para tu mejor cuidado bucal


LAS MOLESTAS AFTAS BUCALES

LAS MOLESTAS AFTAS BUCALES

¿Qué son las aftas bucales?

Las aftas bucales son úlceras en la mucosa bucal (mejillas, labios y lengua) y se caracterizan por ser de tono pálido, rodeadas por un anillo rojo intenso. No son contagiosas, normalmente surgen por una lesión, también los factores inmunes debilitados, deficiencia vitamínica o consumo de tabaco, estrés...
¿Cómo aceleramos su curación y aliviamos molestias?
Se recomienda minimizar la irritación evitando comidas picantes, ácidas o muy calientes y la fricción, protegiéndola con cera para ortodoncia. Evitamos posibles infecciones con productos antisépticos, puedes usar enjuague bucal o directamente desinfectante específico localizados. Hay variedades además que tienen propiedades calmantes y protectoras.
Consejos para prevenirlas
Evitar la fricción en caso de prótesis u ortodoncias, mantener una higiene bucodental adecuada, además de reducir el consumo de tabaco y alcohol por su efecto irritante. El consumo de alimentos frescos sobre todo con vitamina B12.
¡Tu farmacéutico te ayuda!



CUIDADO BUCAL

CUIDADO BUCAL

Mantener una buena higiene bucal y cuidar de nuestros dientes y encías tiene una repercusión positiva sobre la salud general que está científicamente demostrada.
Así por ejemplo, la presencia de colonias de bacterias en los dientes y las encías, así como las reacciones que desencadenan en nuestro propio organismo, se relacionan con un aumento del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y una mayor dificultad para controlar la diabetes y sus complicaciones, tal y como lo avalan informes recientes de la Sociedad Española de Periodoncia en conjunto con la Sociedad Española de Cardiología y la Sociedad Española de Diabetes. También se ha investigado la relación existente entre las enfermedades de la boca y la aparición de complicaciones en el embarazo, las enfermedades respiratorias y las renales, por lo que la interrelación entre la salud de la boca y el resto de organismo queda totalmente probada.


1. Regla básica: cepillar los dientes
Después de cada ingesta de comida y, al menos, tres veces al día es necesario cepillarse los dientes durante un mínimo de dos minutos. Además, se debe completar el cepillado con el uso de seda dental, en especial, antes de acostarse.
En la boca no solo hay dientes: hay que mantener una correcta higiene de lengua y paladar mediante limpiadores linguales o, incluso, con el propio cepillo. Para evitar que las encías se inflamen y sangren, es aconsejable realizar masajes con movimientos circulares en cada cepillado.
Consultar al especialista antes de usar cualquier colutorio. Algunos no pueden usarse en determinados casos y otros no se recomienda emplearlos de manera continua.
Cambiar el cepillo cada tres meses, o siempre que las cerdas hayan perdido la forma y estén despuntadas.

2. Atención a los dulces
Las golosinas pegajosas y los dulces blandos crean muchos problemas de inflamación de encías en los niños y adultos que llevan aparatos de ortodoncia. Los dulces más duros pueden fracturar los dientes, así como destrozar los empastes. Las bacterias productoras de caries se nutren especialmente de los alimentos ricos en azúcares.

3. Evitar las bebidas carbonatas o zumos ácidos
Los zumos de naranja, limón o pomelo y las bebidas carbonatadas descalcifican el esmalte de los dientes y provocan un desgaste prematuro. Otras como el café, el té o el vino pueden teñirlos. Un consejo es usar pajitas al beberlos.

4. Limitar las bebidas azucaradas
Consumir en exceso bebidas azucaradas puede llegar a ser muy agresivo para los dientes, dañando gravemente el esmalte. Al endulzar el café o las infusiones, es recomendable el aspartato, la estevia u otros edulcorantes. Pero cuidado con los productos light o sin azúcar, ya que es posible que contengan fructosa, glucosa y otros azúcares, que son dañinos para los dientes.

5. Ojo con el alcohol
Es recomendable ingerir bebidas sin azúcar o champán sin alcohol en los brindis, pero, si es complicado resistirse, es mejor elegir vino tinto, ya que el vino blanco y el champán son más agresivos para el esmalte y para el cemento de la raíz dental.

6. Aumentar el consumo de proteínas, calcio, flúor y vitaminas.
El calcio, el flúor, las proteínas y las vitaminas A, C, D y K ayudan a reforzar los dientes.

7. Evitar los cambios bruscos de temperatura
Los contrastes de temperatura en los alimentos provocan aumento de la sensibilidad e, incluso, inflamaciones de los vasos sanguíneos del interior de los dientes, por lo que conviene evitarlos en la medida de lo posible.

8. No fumar
El tabaco es un gran enemigo de la salud y de los dientes. Entre otras cosas, provoca pérdida en la permeabilidad de las mucosas, es decir, disminuye la oxigenación de todo tejido, lo que causa un envejecimiento prematuro y deteriora la salud de los tejidos que rodean al diente.

9. Acudir al odontólogo
Sobre todo al notar algún problema en boca o dientes. La visita a este especialista es obligada al menos dos veces al año como medida de prevención.